top of page
Buscar
  • Enrique Lejárraga

SOBRE LA FOTOGRAFÍA

En todas las imágenes artísticas creadas por el ser humano existen dos intencionalidades primarias: testimonial y evocativa, aunque incluso las imágenes puramente evocativas no pueden estar exentas de una cierta intencionalidad testimonial.

Toda imagen percibida por nuestros sentidos se construye, en y con la mente. Por consiguiente las imágenes que creamos, sea cuales fueren las herramientas que utilicemos, en ultima estancia, se construyen en y con la mente.

Una fotografía, jamás pueden ser puramente objetiva o testimonial, pues en su elaboración intervienen tanto nuestra mente consciente como el inconsciente.

Una simple instantánea que trate de reflejar un hecho o un objeto concreto no puede escapar a la voluntad consciente e inconsciente de su artífice.


En una fotografía concebida y elaborada en profundidad, la variación en la altura de la cámara, en el ángulo de la toma, en la distancia o en la luz, en la elección de los colores, así como la distribución de los elementos de la escena o la relación entre los personajes por no hablar del posterior revelado con todas las posibilidades de intervención sobre la imagen final, que tanto en la fotografía clásica como en la digital, imponen un punto de vista subjetivo y preconcebido que conduce al observador a través de la obra haciendo saltar los resortes emocionales colocados por el artista, como si se moviera por un campo minado de sensaciones, de recuerdos subconscientes que terminan,en el mejor de los casos, por hacer estallar en el observadorun estado emocional que atribuye al conjunto de la obra pero que al no saber concretamente de donde procede, le obliga a volver sobre sus pasos una y otra vez tratando de descubrir que es lo que le golpea, o le hace sentirse feliz, o le llena de inquietud y desasosiego, o simplemente de calma.

Enrique Lejárraga

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page