Supongo que al no saber realmente quienes somos, de donde venimos y a donde vamos nos inventamos unas historias y unas identidades de lo mas curioso.

Nos identificamos, en solitario o en compañía de otros, con símbolos, objetos, ideas, conceptos, costumbres y demás parafernalias que, a nuestra peculiar manera de ver, pueden ser susceptibles de ofrecernos una respuesta a nuestro proyecto de ser.

Así, intentamos llegar a ser, lo que pensamos que estamos llamados a ser, aunque la mayoría de las veces, confundimos las circunstancias, mas banales, de nuestras vidas con nuestra autentica esencia, aceptando lo superfluo por lo esencial y creando un personaje ilusorio que suplanta a nuestro autentico ser. 

....  , luego existo

Lo que me dan pensado, sustituye a lo que pienso y yo soy lo que pienso.

Ser pensado por otros, confirma mi existencia.

identificarme con otros, no importa en lo que sea, me hace ser.

Si me oyen, soy

Según me ven, así soy.

Lo que poseo, es lo que soy

1/1

Punto final